Choripán Lalinense

El rey de los bocadillos en Argentina y Uruguay es el choripán, un bocadillo con chorizo criollo o parrillero asado entre dos panes. Sé exigente y elige un criollo elaborado artesanalmente, con una buena materia prima, para que el resultado sea excepcional.

Choripan
Choripán o bocata de chorizo criollo

INGREDIENTES

  • 3 chorizos criollos de Embutidos Lalinense
  • 1 barra de pan artesano
  • 1 cebolla violeta
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla dulce
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 1/2 vaso de vinagre de manzana
  • Sal, pimienta, comino
  • Cilantro

PREPARACIÓN

En primer lugar preparamos la salsa para nuestro bocata.

Cortamos los pimientos y la cebolla en cuadrados muy pequeños y añadimos el aceite y el vinagre de manzana. Sazonamos a nuestro gusto con sal, pimienta, comino y cilantro picadito.

Cortamos la cebolla morada en rodajas y las planchamos lentamente con aceite y sal.

Asamos los chorizos en el horno, en una parrilla o sartén a fuego medio alto durante aproximadamente 10 minutos, dándoles la vuelta una o dos veces para que se doren uniformemente. Después los cortamos en rodajas.

Abrimos el pan, lo tostamos por la parte de la miga en una sartén con unas gotitas de aceite. Colocamos las rodajas de cebolla violeta, las rodajas de criollo y salseamos con la cantiada deseada.

Barbacoas: 6 consejos para triunfar

Carne para la barbacoa

No sólo de carne y carbón se hace el parriller@ Si eres principiante, te vendrán fenomenal estos consejos. Si ya te han colgado el mandil de «La parrilla es cosa mía» tenemos una carne estupenda para que sigas triunfando en tus barbacoas, churrascos y parrillas.

1. El fuego. Elige carbón o leña de calidad. Las brasas han de estar ya maduras, con la parrilla no muy cerca. El carbón es lo más seguro ya que las brasas duran mucho y mantienen una potencia constante. Si optas por hacer brasas con leña, tu barbacoa tendrá un plus de sabor, pero procura asar la carne sobre las brasas y no sobre las llamas, que chamuscarían la comida sin cocinarla.

2. Las carnes. Escoge carnes variadas y de la mejor calidad que tengan una cantidad moderada de grasa. Atrévete con un buen surtido de sabores: fresquiña, criollos, pincho moruno, secreto, lalinensas etc Lo ideal es que saques la carne de la nevera una hora antes de asarla, para atemperarla.

3. El orden. No pongas todas las carnes a la vez en la parrilla. Empieza por los chorizos, panceta, pinchos morunos… y según las saques, colocas las piezas más grandes, que puedes tener colocadas en las zonas con menos calor alejadas de las brasas.

4. Los condimentos. No sales la carne antes de asarla, ya que perderá jugosidad. Hazlo después. Si puedes condimentarla antes con pimienta negra, ajo, hierbas aromáticas, e incluso tener en los laterales de la barbacoa romero o tomillo para aromatizar la carne. Otra opción, si te gusta el sabor intenso del marinado, es preparar la carne con adobo (perejil, ajo, pimentón, mostaza, miel… lo que quieras) la noche anterior.

5. Los complementos. Ten preparadas pinzas para manejar la carne sin pincharla, un hierro para las brasas, guantes… y una visera para protegerte del sol. La tarea de responsable de parrilla es exigente!

6. Los tiempos. Disfruta de tu cometido, no aceleres los procesos, se paciente y no le deas la vuelta a la pieza hasta que estea en su punto. Vuelta aquí vuelta allá no es la mejor banda sonora para tu barbacoa 🙂
Carnes estupendas para tus barbacoas clicando en el pack FRESQUIÑA  PLANCHA Y PARRILLA

Recibirás un aplauso bien merecido. Ahora viene lo mejor: disfrutar y compartir. Buen provecho!

amigos barbacoa
Grupo disfrutando de una barbacoa

Fuente principal: Directo al paladar